Cuenca 3 minutos de lectura

Monitoreo ambiental: una mirada hacia la mejora continua

Por: Jorge Urriola y Joyce Castroverde Es conocido que la contaminación ambiental puede generar efectos adversos en la salud pública; […]

Por: Jorge Urriola y Joyce Castroverde

Es conocido que la contaminación ambiental puede generar efectos adversos en la salud pública; por ello, la definición de acciones de control, regulación y mitigación es un reto global, considerando la cantidad y variedad de fuentes emisoras y la relación causa-efecto entre los contaminantes, la salud humana y los ecosistemas.

Si de salud pública y deterioro del ambiente hablamos, es deber de todos involucrarnos en la búsqueda de soluciones.
El Canal de Panamá, a través de la División de Políticas y Protección Ambiental (HIPA), anualmente ejecuta el programa de monitoreo ambiental de aspectos ambientales; entre estos, los gases que emiten las fuentes fijas y móviles presentes en nuestras operaciones, como lo son la generación eléctrica y los equipos de operación de tránsito marítimo y terrestre.

El monitoreo de emisiones se realiza con el método definido por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) con equipos especializados para determinar concentraciones de monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO2) e hidrocarburos (HC) para vehículos que utilizan gasolina. Para los vehículos que utilizan diésel, también se mide opacidad o “humo negro”.

En cuanto a la termoeléctrica, se monitorea el óxido de azufre (SOx), óxido de nitrógeno (NOx) y las partículas menores a 10 micrómetros (PM10).

El Canal de Panamá cuenta con normas ambientales internacionales que definen, entre otros elementos, límites máximos permisibles de los contaminantes presentes en las emisiones de fuentes fijas y móviles.

¿Qué logramos?

Como dijo William Thomson Kelvin (Lord Kelvin), físico y matemático británico (1824 – 1907): “Lo que no se define no se puede medir. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Lo que no se mejora, se degrada siempre.

Son justamente los datos que arrojan los monitoreos, lo que permiten procesar y analizar su asociación con la condición y eficiencia de los equipos, el cumplimiento de los aspectos ambientales en relación a la norma ambiental aplicable, así como mantener información científica que revele tendencias ambientales importantes y variaciones a través del tiempo. Estos constituyen elementos claves para adoptar acciones de mejora, planificación de mantenimientos para incorporar en la gestión de compra o adquisiciones de nuevos equipos y la medición del desempeño ambiental: esto es parte de la estrategia que se adelanta para impulsar operaciones más limpias y bajas en carbono.

Los resultados de estas mediciones son evidencia documentada de nuestras acciones en materia de gestión ambiental y los controles operacionales que adoptamos, además de ser un insumos para la rendición de cuentas ante las autoridades nacionales e internacionales; entre ellas, el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) así como el compromiso expreso en la Política Ambiental del Canal de Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Este proceso debe ser aplicado a todas las industrias y parque vehícular del país bajo una ley para que se logre no sólo en el canal sino, a nivel nacional.

  2. Valiosa información.
    soy licenciada en gestión ambiental
    Estoy interesada en formar parte de su equipo de trabajo..

#Recientes

Comunidad

Talipot en flor

Victor Young · 6 mins
Agua

El Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos y su…

Isaac Enrique Carranza · 5 mins
Conectividad

Navegando el cambio: Cronología de los avances recientes y…

Redacción · 6 mins
Historia

Travesía por la memoria del 9 de enero de…

Redacción · 3 mins