Agua 3 minutos de lectura

Hazañas hídricas en tiempo de crisis

El Fenómeno del Niño causa un efecto dominó en todas las operaciones que se hagan con agua. Los expertos del […]

El Fenómeno del Niño causa un efecto dominó en todas las operaciones que se hagan con agua. Los expertos del Canal ajustan las medidas científicas y operativas para mitigar el impacto sobre la disponibilidad de agua para el consumo humano y el tránsito de buques. 

El Canal de Panamá enfrentó el desafío del fenómeno de La Niña en 2022, persistiendo por tercer año consecutivo.  Sin embargo, durante su último trimestre, se registró un significativo déficit hídrico. Ante esta situación y la amenaza de un posible El Niño en 2023, se logró maximizar el llenado de las reservas hídricas en los embalses Gatún y Alhajuela. La vigilancia constante permitió alcanzar niveles récord, asegurando que cada gota de agua contribuyera a beneficios tangibles, evitando desperdicios en el mar. 

Hazañas hídricas en tiempo de crisis - Revista El Faro - Canal de Panamá

A medida que la temporada seca comenzó en diciembre de 2022, se implementaron medidas de ahorro de agua en las esclusas, aprovechando aún más las reservas hídricas disponibles. Sin embargo, los aguaceros esperados en mayo de 2023, asociados a El Niño, no se manifestaron como de costumbre, llevando al Canal a reducir el calado de los buques neopanamax desde junio. 

Dada la escasez de lluvias en junio y julio de 2023, el Canal tomó una decisión sin precedentes: reducir los tránsitos de buques de 38 a 32 a partir de agosto. En octubre, históricamente el mes más lluvioso, se reveló como el más deficitario desde 1950. Ante reservas precarias y solo 50 días restantes en la temporada de lluvias, se redujeron los tránsitos a 24 a principios de noviembre. Esta medida, junto con la llegada esperada de lluvias en noviembre, casi duplicó las reservas de octubre (500 hm3) para inicios diciembre de 2023 a 900 hm3. 

Hazañas hídricas en tiempo de crisis - Revista El Faro - Canal de Panamá

A pesar de la capacidad limitada del embalse Alhajuela, diez veces menor que Gatún, se implementó una estrategia para llenarlo antes de inicio de la temporada seca de 2024. Se redujo gradualmente la producción de energía en la hidroeléctrica Madden desde julio, transfiriendo el agua necesaria de Alhajuela a Gatún. Esta estrategia se vio recompensada el 21 de diciembre, durante el solsticio de invierno boreal, con aportes significativos a Alhajuela producto de un frente frio que llegó hasta nuestras latitudes. 

Este logro permite mejorar la Estrategia Hídrica Operativa para enfrentar la temporada seca de 2024. La hazaña hídrica del Canal en 2023, definida por algunos como suerte, se alinea con la idea de Séneca: “la suerte es donde confluyen la preparación y la oportunidad.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Recientes

Cuenca

Hojas descompuestas: el alimento de los bosques tropicales

Redacción · 5 mins
Cuenca

Avifauna de los humedales canaleros

Victor Young · 5 mins
Comunidad

Campamento juvenil por el ambiente

Ricardo Lawrence · 3 mins
Comunidad

Elza Martínez, un ejemplo de superación

Omar Rodríguez · 5 mins