Historia

Cosechando soberanía

Este 3 de Noviembre de 2020, celebramos 117 años de nuestra separación de Colombia. La pandemia provocada por la Covid-19 […]

Este 3 de Noviembre de 2020, celebramos 117 años de nuestra separación de Colombia. La pandemia provocada por la Covid-19 y la obligación de protegernos ha cambiado, por lo menos este año, las formas de celebración.

Las Dianas en la madrugada, los fuegos artificiales, la alegría de la muchachada estudiantil engalanada para los desfiles de bandas musicales con sus melodías tradicionales y sus marchas patrióticas, así como los históricos tambores, clarines y las miles de personas por las calles y avenidas del país tendrán que esperar.

Pero, de seguro, en un futuro no muy lejano, volveremos a rendirle tributo a la Patria y a los que hicieron posible aquella separación de 1903, en un ambiente de celebración único y tradicional.

Sin embargo, hay otro acontecimiento de significativo valor que ocurrió el 3 de noviembre de 1959, es decir, 59 años después de nuestra separación de Colombia. Un acontecimiento que dejó una tradición que ha perdurado desde entonces y que llena de emotivos sentimientos a los hijos de esta patria.

Un año antes, el 2 de mayo de 1958, un grupo de estudiantes liderados por Carlos Arellano Lennox y Ricardo Ríos Torres, bajo la Unión de Estudiantes Universitarios de Panamá, ingresó a la Zona del Canal para sembrar 65 banderas panameñas. Este acontecimiento se conoció como la “Operación Soberanía” y se realizó principalmente en los alrededores del Edificio de la Administración. Simultáneamente, para sorpresa de las autoridades zoneítas, fueron sembradas banderas panameñas en otras áreas de la Zona, de forma silenciosa y pacífica.

 La revista Saturday Evening Post llama a los panameños que protestaban por la soberanía del territorio, “Insurgentes” y “fanáticos”.

La revista Saturday Evening Post llama a los panameños que protestaban por la soberanía del territorio, “Insurgentes” y “fanáticos”.

Movidos por la falta de un sentido de independencia plena y motivados por la Operación Soberanía del año anterior, hace 61 años, el 3 de noviembre de 1959, se realizó “La Operación Siembra de Banderas”, organizada por el diputado Aquilino Boyd y el doctor Ernesto J. Castillero Pimentel.

Conjuntamente con la Unión de Estudiantes Universitarios, invitaron al pueblo panameño a marchar en forma pacífica a la Zona del Canal portando la bandera panameña, como un acto de reafirmación de la soberanía de Panamá.

Esta nueva incursión produjo el violento rechazo de la policía de la Zona del Canal y posteriormente, a solicitud del Gobernador de la Zona, el ejército estadounidense actuó violentamente contra los manifestantes panameños. Más de un centenar de heridos fue el resultado de esta acción soberana.

Sobre este hecho, el periódico en inglés The Star & Herald, del 5 de noviembre de 1959, informó que: “Al amanecer de ayer [4 de noviembre de 1959], las tropas del ejército habían colocado barricadas de alambre de púas en las intersecciones que daban con “El Límite”, Calle J y el Palacio Legislativo y a lo largo de la avenida 4 de Julio. Las barricadas eran protegidas por tropas con uniformes de campaña y en algunos puntos se colocaron ametralladoras. Autos, buses y peatones provenientes de Panamá que entraban por “El Límite” y el cruce de San Miguel, eran revisados para verificar su identificación y destino.”

Fotos publicadas con el artículo “Why do they hate us”, escrito por Harold H. Martin, el 23 de abril de 1960.
Fotos publicadas con el artículo “Why do they hate us”, escrito por Harold H. Martin, el 23 de abril de 1960.

Pasado los acontecimientos, la Asamblea Nacional de Panamá, hizo pública la Resolución Número 9, de 9 de noviembre de 1959, que entre sus considerandos señaló: “Que con motivo de la celebración de nuestra independencia el día 3 de noviembre, numerosos ciudadanos panameños trataron de pasear pacíficamente la Bandera Nacional por el territorio panameño de la Zona del Canal” […] Que la represión de la manifestación llegó a extremos tales que ocasionó más de sesenta víctimas; hombres, mujeres y niños heridos por las balas y por los gases disparados por las tropas norteamericanas que actuaban por orden del Gobernador de la Zona del Canal…;”. La Asamblea resolvió: “Condenar de la manera más enérgica los actos de violencia perpetrados por la policía de la Zona del Canal y el ejército de los Estados Unidos en perjuicio de ciudadanos panameños y protestar, asimismo, por el ultraje del que fue víctima nuestra bandera nacional y no descansar hasta lograr que la bandera panameña sea izada en nuestro territorio de la Zona del Canal”.

En una entrevista en el Star & Herald, el diputado Boyd señaló que: “Creemos que el objetivo de realizar una reafirmación simbólica de nuestros derechos soberanos en la Zona del Canal el 3 de noviembre se cumplió plenamente. Creemos que actos de esta naturaleza son necesarios y convenientes para la causa de Panamá.”

“Quien siembra banderas, cosecha soberanía”, sentenció nuestro ilustre escritor nacional Joaquín beleño.

Este próximo 3 de Noviembre, celebremos la separación de Panama de Colombia, pero hagamos una pausa en este año de recogimiento para honrar a los que nunca dejaron de luchar para perfeccionar nuestra independencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Recientes

Orgullo

El Canal protege a su gente

Octavio Colindres Octavio Colindres
Orgullo

Año nuevo, hábitos saludables

Avatar Tessie Melara
Orgullo

Actuando en género,una ruta hacia la igualdad

Emilio Messina Emilio Messina
Historia

Mariano Arosemena y los apuntamientos históricos

Orlando Acosta Patiño Orlando Acosta Patiño