Conectividad 5 minutos de lectura

Para servir hoy al comercio mundial, debemos planificar para mañana

El impacto de la pandemia del nuevo coronavirus y la crisis económica resultante han llegado a casi todos los rincones […]

El impacto de la pandemia del nuevo coronavirus y la crisis económica resultante han llegado a casi todos los rincones del mundo, incluso al Canal de Panamá. En el mes de abril de este año se registraron 1,022 tránsitos, en comparación a los 1,191 proyectados, lo que representa una disminución del 14 %.

Sin embargo, a medida que las ondas de impacto comienzan a multiplicarse y los cambios en la industria se aceleran, en el Canal de Panamá nos estamos preparando para cambiar la forma en que hacemos negocios a largo plazo.

En primer lugar, no me preocupa comenzar a ver una reducción lenta del tráfico en la vía interoceánica pronto. Nuestro trabajo como centro logístico global es estar preparados para lo inesperado. Estamos capacitados para acomodar los flujos y reflujos del mercado, y tenemos más de un siglo de experiencia haciéndolo. Como se describió en mi publicación anterior, estamos monitoreando de cerca las variables claves del mercado para garantizar que nuestro servicio continúe atendiendo las necesidades de los mercados globales del mañana.

Barcos en tránsito por el Canal de Panamá
Tránsito de embarcaciones por el Canal de Panamá

Sin embargo, creo que mañana es una pequeña parte de la ecuación. Prepararnos para pasado mañana y más allá sigue siendo igual, si no más importante, para la administración del Canal de Panamá. Todavía estamos avanzando diligentemente en nuestros planes y potenciales inversiones que aseguren la evolución y la competitividad continua de la vía acuática.

Mantener la mirada en el largo plazo es crucial dadas las tendencias de la industria que hemos rastreado desde antes del brote de COVID-19. Por ejemplo, anticipamos hace meses que la disputa comercial entre los Estados Unidos y China comenzaría a generar cambios en toda la industria, primero con una reducción en los flujos, seguida de una posible redistribución del origen y destino de los productos manufacturados, a medida que las empresas buscan acercarse a los consumidores y reducir el riesgo de tarifas prolongadas. En mi primer discurso como Administrador, aludí a esta nueva realidad emergente y la incluí en nuestros planes a largo plazo como consecuencia.

Avancemos rápidamente hasta hoy, y estos cambios están ocurriendo ahora a un ritmo acelerado debido a la pandemia y la crisis económica resultante. Si bien las tensiones comerciales llevaron a que el volumen del comercio mundial de mercancías disminuya en un 0,1% el año pasado, se espera que disminuyan aún más en el 2020, según la Organización Mundial del Comercio (OMC), en respuesta a la pandemia.

La OMC también predice que las exportaciones de América del Norte y Asia sufrirán la caída más grave, aunque casi todas las regiones verán caídas de dos dígitos en los volúmenes comerciales este año. Vemos un cambio permanente en la economía general de la oferta y la demanda que impulsa a toda nuestra industria, lo que redefinirá nuestra forma de negocio en los años venideros.

Como resultado, estamos acelerando nuestra respuesta planificada. El equipo del Canal de Panamá seguirá de cerca cómo se reestructuran las cadenas de suministro en los próximos meses. Cuando la pandemia de COVID-19 se atenúe, también supervisaremos cuán consiste y agresivamente los gobiernos regulan la industria del transporte. A través de este conocimiento, identificaremos y buscaremos oportunidades para agregar más valor a nuestros clientes, diversificar nuestra cartera y adaptarnos a la nueva ecuación de transporte. Esto se debe a que, como se demostró con la ampliación, el Canal de Panamá está comprometido con invertir en su futuro para servir mejor al comercio mundial.

Vista nocturna y aérea del Canal de Panamá
Vista nocturna y aérea del Canal de Panamá

Por supuesto, haremos lo que podamos hoy para ser un socio confiable y en condiciones de adaptarse para la industria. Esto incluye ajustar nuestro sistema de reservas como anunciamos, en respuesta a los comentarios que recientemente recibimos de nuestros clientes sobre sus desafíos y necesidades actuales.

Nuestras nuevas medidas temporales ayudarán a mejorar los flujos de efectivo de las compañías navieras y proporcionarán más flexibilidad para que los clientes intercambien o sustituyan cupos de reserva entre su propia flota. Nuestro objetivo es reducir la carga financiera para nuestros clientes hoy, al tiempo que aseguramos que estamos listos para su futuro más brillante mañana.

Recientemente el Fondo Monetario Internacional proyectó que la economía global podría crecer potencialmente un 5.8 % en 2021 a medida que la pandemia retroceda y la actividad económica se normalice. Nuestra planificación anticipada y enfoque flexible tienen como objetivo ayudar a allanar el camino para ese futuro. Habrá luz al final del túnel, y planeamos estar listos para apoyar a nuestros clientes cuando llegue ese día.

Mientras tanto, el Canal de Panamá seguirá desempeñando un papel fundamental para garantizar que las necesidades básicas de las personas, incluidos alimentos y medicamentos, se satisfagan todos los días durante la pandemia.

Independientemente de lo que pueda traer el mañana, nunca dejaremos de estar orgullosos de nuestras contribuciones al comercio internacional, las economías mundiales y la sostenibilidad de la humanidad en su conjunto.

El autor es administrador del Canal de Panamá.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Recientes

Editorial

El Canal de Panamá lamenta el fallecimiento de Phillippos…

Redacción · 2 mins
Agua

Canal de Panamá: el camino a obtener soluciones de…

Redacción · 5 mins
Comunidad

Inicia zafra de café en Capira

Omar Rodríguez · 2 mins
Conectividad

Canal de Panamá contrata a USACE para servicios consultoría…

Redacción · 3 mins