Orgullo 4 minutos de lectura

Vertedero de Gatún: garantía de eficiencia

El mantenimiento es crucial para la operación de la vía acuática panameña, y en el caso del vertedero de Gatún, se necesita que sus 14 compuertas estén operativas, ya que el periodo de control de inundaciones comprende del 1 de octubre al 15 o 30 de enero del siguiente año.

Era una mañana de mediados de agosto, en la presa de Gatún, provincia de Colón, antes de abordar la lancha Char V, (que llevaría al equipo de El Faro y Canal TV a la compuerta G-9, objeto un mantenimiento mayor), apreciamos que el nivel del lago era superior a los 86 pies, producto de las lluvias que han caído en la cuenca del Canal de Panamá. Ello es indicativo de que, a ese ritmo, pronto habrá que abrir las compuertas para hacer los vertidos de agua controlados. 

José Bonilla
José Rojas

He ahí el motivo por el que la División de Mantenimiento de Infraestructura y Obras Civiles tenga en su calendario anual dos trabajos de mantenimiento mayor en los vertederos de Alhajuela y Gatún.  

“El sistema de compuertas debe estar óptimo para que al momento en que se ordene los vertidos de agua controlados, se abran sin problemas”, nos dice José Bonilla, capataz de Mantenimiento de Compuertas, Esclusas, Represas y Vertederos.   

Vertedero de Gatún: garantía de eficiencia

“El vertedero debe estar operativo para cualquier emergencia. Ya nos notificaron que, de un momento a otro, tendremos que abrir las compuertas para hacer vertidos de agua porque los lagos están bien altos, y todavía faltan los meses de mayor precipitación”, nos dice. 

Bonilla es el segundo al mando de un equipo de 16 trabajadores, liderados por el ingeniero mecánico de la División de Mantenimiento de Infraestructura y Obras Civiles, José Rojas. 

José Rojas
José Bonilla

Carpinteros, hojalateros, soldadores, armadores, electricistas, mecánicos torneros y aparejadores, trabajan en la estructura y en una plataforma flotante, durante dos meses, en turnos de ocho horas diarias, de lunes a viernes; y de ser necesario, sábado, bajo sol y lluvia, que nunca falta en Colón. Rojas nos recuerda esa frase que canaleros de campo de la sección Atlántica han acuñado: “En Colón hay estación lluviosa y menos lluviosa, nada de estación seca”. 

Programación, la clave

En el cronograma de proyectos de la División de Mantenimiento de Infraestructura y Obras Civiles, estos trabajos se llevan a cabo dos veces en cada año fiscal: del 15 de enero al 30 de marzo, y del 1 agosto al 30 de septiembre. 

Vertedero de Gatún: garantía de eficiencia

El vertedero de Gatún tiene 14 compuertas, y en esta ocasión, se trabaja en la G-9, que se desinstala y se lleva a “La Industrial” (como se le suele llamar a la División de Administración y Mantenimiento de Flotas y Equipos del Canal, en la provincia de Colón). Allí es reacondicionada durante 15 días, periodo en que se reemplaza por otra estructura redundante o de back up.  Una vez concluye ese reacondicionamiento estructural, la compuerta se regresa al vertedero y se reinstala con todos sus componentes.  

Vertedero de Gatún

“Hacemos el levantamiento de la compuerta, cambiamos algunos elementos que corresponden según su promedio de vida útil, y reacondicionamos el resto que está en el área”, nos dice, por su lado, Rojas.  Agrega que la siguiente será la compuerta G-10. 

El mantenimiento es crucial

Se trata de estructuras de más de 100 años que requieren de un estricto programa de mantenimiento que le ha permitido al Canal de Panamá operar de manera ininterrumpida, segura y confiable, para beneficio de la industria marítima mundial. De ello está consciente este ingeniero mecánico, con 18 años de experiencia en el Canal. 

“El mantenimiento es crítico para la operación del Canal, y en este caso, el vertedero de Gatún necesita que sus 14 compuertas estén operativas, ya que el periodo de control de inundaciones comprende del 1 de octubre al 15 o 30 de enero del siguiente año, y demanda que estén aptas para poder hacer vertidos de agua en casos necesarios,” apunta Rojas. 

También, hace hincapié en que el compromiso de cada uno de estos trabajadores es “que tengamos ese mantenimiento oportunamente”, y darle las garantías al operador de la Casa Control de Gatún para que pueda hacer las descargas de agua cuando la situación lo demande. 

Estos trabajos hacen posible darle una larga vida a los equipos y estructuras. En eso se basa la inspección: entrar de manera proactiva y preventiva en estos equipos, y esto es lo que le da al Canal una confiabilidad alta con respecto a todo su equipo e infraestructura”, concluye Rojas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Recientes

Comunidad

Habilidades digitales, el primer paso hacia la fuerza laboral…

Redacción · 3 mins
Historia

El dilema de las negociaciones

Isaac Enrique Carranza · 7 mins
Cuenca

Picapica: de maleza fastidiosa a superfrijol

Victor Young · 3 mins
Orgullo

Canal de Panamá: economía, sostenibilidad y futuro

Redacción · 4 mins