Comunidad 4 minutos de lectura

Una historia de idilios

Los centros de visitantes del Canal de Panamá son testigos de momentos emblemáticos de las personas.

Para muchas personas, los momentos más importantes suceden en sitios emblemáticos, aquellos que apelan a la memoria, difíciles de olvidar. Así, el Canal de Panamá, y sus instalaciones, han sido testigos de múltiples momentos históricos, personajes destacados, pero también de instantes que, aunque intrascendentes para la mayoría, suponen un giro radical en la existencia de gente común y corriente.

Tradicionalmente, las escalinatas del edificio de la Administración, las mismas que utilizaron los estudiantes de la gesta del 9 de enero de 1964 en su paso hacia la escuela secundaria de Balboa, son utilizadas hoy para fotos de graduación o quinceaños.

Esto debe resaltar en la memoria popular el hecho de que aquella lucha no fue en vano, sino que supuso la libertad de las generaciones futuras.

De la misma manera, el Centro de Visitantes de Miraflores que, tradicionalmente durante los últimos 20 años ha recibido a las más destacadas figuras de la política mundial y la cultura popular, ha sido también escenario de curiosos momentos por parte de algunos de sus visitantes.

Un Canal universal

La filmación de algunas producciones internacionales como la película “Hands of Stone”, tuvo como set el Centro de Visitantes de Miraflores (CVM) para dos importantes escenas en diciembre de 2013. Otras producciones televisivas de países como Argentina, España, Francia y Japón solicitan de antemano un espacio para grabar desde la privilegiada posición de las terrazas del CVM.

Además de aniversarios, cumpleaños, jubilaciones y hasta proposiciones de matrimonio han tenido lugar en los centros de visitantes del Canal que, en promedio, visitan alrededor de 2,500 a 3,000 personas a diario y cerca de un millón lo hacen cada año.

Testigos de la historia

Testigos de estos momentos son quienes a diario laboran en los centros de visitantes. Los guías expertos del Canal de Panamá tienen mucho que contar.

Javier Pimentel, guía del Canal desde hace 17 años, ha visto de todo. El recuerda la alegría en los rostros de una pareja en su aniversario de bodas de oro por 50 años de casados o de la niña Giselle de la Isla de Otoque (Taboga) en su cumpleaños número nueve, cuando anunciaba sus nombres y el centro de visitantes entero aplaudió y les celebró.

“Bienvenidos al Canal, lado Pacífico, por favor no queremos a nadie amargado, triste o aburrido, así que aquí la vamos a pasar bien”; con esas palabras,  Javier recibe a los visitantes cada vez que es su turno de narrar con entusiasmo y energía.

En el espíritu de esa alegría, un día en 2016 se acercó un apenado joven panameño, Michael, para pedirle un favor, que llamara por los altavoces el nombre de su novia porque le iba a pedir

matrimonio. La escena fue captada en redes sociales cuando se da el anuncio y la sorpresa es total, además del suspenso de la respuesta de Ana, la novia, rodeada de miles de visitantes.

Finalmente, el “si” desató la algarabía de todos.

“Yo me siento como miembro de la selección de fútbol de Panamá, porque yo represento a mi país ante todos los que vienen. Si ellos se sienten bien, yo me siento mejor”, así explica Javier acerca del trabajo que lleva a cabo junto a sus compañeros y compañeras guías de una de las maravillas del mundo.

El amor por el Canal

Cada uno muestra cariño a su manera, y a través de la historia han sido múltiples las expresiones artísticas que plasman en palabras, pinturas o música lo que el Canal representa.

También hay ocasiones en las que lenguaje del cándido idilio se armoniza con la esencia de nuestro Canal, como bien lo plasmó el poeta uruguayo Mario Benedetti:

Nuevo canal interoceánico
Te propongo construir
un nuevo canal
sin esclusas
ni excusas que comunique por fin
tu mirada
atlántica
con mi natural
pacífico.

Y cómo olvidar los versos del poeta panameño Carlos Francisco Changmarín:

Desde el puente del Canal
bajo sus plateados arcos
miro los azules barcos
que tocan el litoral.
La ruta internacional
cruzan de mares lejanos.
Nos saludan con las manos
marinos de todo el mundo.
Este es el signo profundo
de nuestro destino humano.

Si quiere conocer el Canal y disfrutar de un día inolvidable, puede organizar su visita a través del sitio web https://visitcanaldepanama.com/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Maravilloso nuestro canal, y la atencion excelente, especialmente del profesor Javier Pimentel.
    Pronto llevare a mi madre de 74 años para que lo disfrute de tan hermoso lugar.

#Recientes

Comunidad

Canal de Panamá fortalece su compromiso institucional con las…

Redacción · 4 mins
Agua

Reubicación de la toma de agua de la planta…

Redacción · 2 mins
Comunidad

Lo que se vivió en la Feria de Escritores…

Isaac Enrique Carranza · 4 mins