Historia 5 minutos de lectura

Nuestras esclusas: la razón de ser de un nombre

La planta de Agua Clara funcionó hasta 1944, luego fue reemplazada por la mayor capacidad de la planta de Monte Esperanza (Mount Hope).

El Canal ampliado abrió sus esclusas al comercio del mundo el 26 de junio de 2016.  El proyecto del tercer juego de esclusas fue una decisión tomada mediante un referéndum nacional, tal como lo indica el Título Constitucional del Canal de Panamá.

Mantengo una relación profesional con el Canal  por más de 25 años. Me declaro un especialista en temas  culturales, territoriales y ambientales; con la historia y operación de la vía.

Nuestras esclusas: la razón de ser de un nombre

Durante la celebración del centenario del Canal estuve encargado, por parte de la entonces Vicepresidencia de Agua, Ambiente y Energía, de la coordinación de un programa público por los 100 años de producción de agua, transporte y producción de energía.

La producción de agua en el Canal de Panamá tiene una historia  que requiere del conocimiento de la población del país. Para los menos conocedores sobre temas de agua y saneamiento, es importante saber que el Tratado Hay Bunau Varilla determinó entre sus cláusulas, algunos aspectos de consideración.

El instrumento  permite  a  los estadounidenses, la responsabilidad de intervenir en las ciudades terminales del Canal.  Bajo lo que estableció  artículo VII del Tratado de 1904, cito: “todos los trabajos de saneamiento, recogida y desagüe de inmundicias y de distribución de agua en las ciudades de Panamá y Colón serían ejecutados por los Estados Unidos”. Estas acciones tuvieron consecuencias en mitigar los efectos de las enfermedades tropicales.

El Canal construye los sistemas de agua y saneamiento para las ciudades de Panamá y Colón. Las plantas potabilizadoras de Miraflores, en el Pacífico, y Monte Esperanza, en el Atlántico, entran en operación en los primeros años del siglo XX. En la actualidad sirven a más de la mitad de la población del país.

Monte Esperanza se inaugura en 1911, con la producción de 30 millones de litros de agua. Antes funcionó para abastecer a la población el Atlántico, el reservorio de Agua Clara y Brazos Brooks. Ambos abastecían, solo de agua filtrada, a los poblados del Atlántico.

Cuando se desarrolla las investigaciones encontramos no solo referencia del nombre, sino, además, los restos físicos del reservorio de Agua Clara.  De allí deviene el nombre de las esclusas del Canal ampliado, en el Atlántico.

 

Nuestras esclusas: la razón de ser de un nombre - El Faro - Canal de Panamá
La planta de Agua Clara funcionó hasta 1944, luego fue reemplazada por la mayor capacidad de la planta de Monte Esperanza (Mount Hope).

Cocolí, Bayano y otros nombres  evocan  voces africanas que aluden a los primeros esclavos traídos desde el África Occidental, en el cruel trasiego de almas que tuvo lugar en América.

Panamá, como bisagra del comercio colonial, tuvo como escenario la acogida de numerosos negros provenientes de África.  Nuevamente, la voz aparece en el territorio como memoria ancestral de procesos de siglos que distinguen la herencia cultural de los panameños.

El vocablo revive con los estudios arqueológicos desarrollados por el proyecto de ampliación y antes, con la acometida de 1939.  El cerro, el río y hoy, las esclusas del Canal ampliado en el Pacífico, honran una memoria ancestral y otro evento de tecnología que cambia las relaciones del mundo marítimo y que fortalece la posición geográfica de Panamá. La voz Cocolí encierra estas dimensiones y otras más.

No negamos el aporte de estadistas como Jimmy Carter y Omar Torrijos, cuyo trabajo tesonero para la firma del Tratado del Canal permiten a los panameños el beneficio  de su posición geográfica. El legado de ellos estará estampado de manera indeleble en la memoria de los panameños, en procesos permanentes de educación en las escuelas y la cátedra de historia de las relaciones de Panamá y los Estados Unidos, y no en estructuras de concreto.

Nuestras esclusas: la razón de ser de un nombre

 

No se trata ahora de borrar la memoria del territorio, ni la historia ancestral de los esclavos negros, ni las razones  por la cual el Canal opera y le ha dado de beber a alrededor del 50 % de la población del país. Esto viene ocurriendo  hace más de 100 años lo último, y por siglos, lo primero.

Con todo el respeto que se merecen los órganos del Estado, al  Legislativo y al Ejecutivo les debe revestir, por respeto a quienes los elegimos, una condición de responsabilidad que emana de formación, educación y de información para legislar.  Estos tres elementos deben primar sobre la politiquería. Sus decisiones deben ser indicativos para comprender y entender los complejos procesos históricos, culturales, territoriales y la dimensión de los recursos naturales del Canal de Panamá y lo que significan en lo local y para el  mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Innegable que lo que los hechos que se han desarrollado a lo largo de tantos años no se enseñe con la diligencia que se pretende con otros temas que no tienen ni siquiera el menor signo de interés ni histórico y mucho menos social, lo que plasmas en estas líneas debería ser de dominio público, debería ser tema de conversación diario en escuelas, colegios, charlas en televisión por que es cultura que en otros paises sus habitantes conocen. Cuando un turista llega a nuestro país viene con la idea de conocer lo más posible la historia de su país anfitrión y es lamentable que nuestros gobernantes estén más interesados en otros temas.

    1. 1000% de acuerdo en todo lo expuesto. Y pienso que debe ser “MAS ampliamente difundido. Como yo lo haré, de acuerdo a mis limitaciones.

  2. Muy interesante artículo sobre el la historia del nombre de las esclusas del Canal. Estamos orgullosos de haber participado en la Ampliación del Canal que hoy se proyecta como columna que sostiene la economía nacional.

  3. Si toda esa historia es para justificar el nombre personal idolatrante y hasta gastado que se le quiere dar a las esclusas, no estoy de acuerdo. Ninguna de las otras lleva nombres de personas transitorias en la.vida, sino de lugares o sitios donde fueron construidas, igual se debe mantener el mismo criterio para estas 2 nuevas esclusas.

  4. Me encantó la información y sus palabras son ciertas siempre me e preocupado porque en los textos de estudios no hay ninguna información yo orgullosa de ser de Colón siempre me preocupe por muchos temas y nada de información como puedo conseguir este relato tan ilustrativo gracias por tan Rica información Bendición

  5. Es importante que más gente conozca esta parte de nuestra historia. No la conocía. Tampoco estoy de acuerdo que se les cambie el nombre y ahora con más razón.

  6. Debo decir que independientemente de lo interesante de su investigación, si no hubiera sido por el Presidente Cárter y el General Torrijos, Agua Clara y Cocolí no le hubieran significado nada a la Administración Norteamericana que todavía hoy hubiera estado a cargo del canal. Esto es un asunto que va más allá del mero nombramiento dé estructuras físicas, es el reconocimiento a los que hicieron posible la administración panameña de la vía acuática en lo cual esta y las anteriores administraciones panameñas han sido mezquinas

  7. Buenas tardes me a gustado su publicacion y lo acertado al darle a entender a nuestros politicos que no hacen investigaciones ni se preocupan por saber o entender el orden o la razon de las cosas y solo proponen por impulso y sin un objetivo solo el proposito de ganar simpatia y adeptos
    ciertamente el general Omar y el presidente Carter fueron fundamentales para para la recuperacion de nuestro territorio nuestros politicos deben darse el tiempo y buscar otras alternativas o crear algun monumento alusivo a los dos mandatarios no solo aprovechar algo ya hecho y bautizado con nombre y sentido ademas de razon

    nuestros politicos estan carentes de ideas y de proyecciones a futuro solo viven del momento y la oportunidad para sacar beneficio

  8. La memoria histórica, ligada a los nombres original de esas regiones trascendentales, está por encima de la iniciativa política de quienes desean buscar igual protagonismo, reflejo de una mente vacía y corrupta que busca sepultar los verdaderos orígenes de las Esclusas. Ojalá, ese anteproyecto sea eliminado de la AN. Sin embargo, sabiendo que la ignorancia colectiva legislativa predomina por encima de la memoria histórica, haremos responsables a quienes modifiquen lo actual, por una antojadiza y vana pasión de sobresalir con una estúpida “iniciativa legislativa”. Hay temas prioritarios que la AN no desea discutir porque son su espada de Damocles, consecuencia de sus actos viles y corruptos.

  9. Muy bueno, puede haber otras formas de reconocer este tema de los tratados torrijos Carter. Se me ocurre precisamente una biblioteca que custodie todo lo concerniente a este tratado y por supuesto otros tremas más colaterales al mismo como la mejor forma de honrar y recordar permanentemente el histórico evento para las actuales y futuras generaciones.

  10. Amo el Canal de Panamá, pero no estuve de acuerdo con su ampliación y mantengo mi posición. Saquearon y empeñaron la plata de los panameños. El Canal era rentable, ahora no hay agua y viene otra inversión de millones para traer agua de otros ríos. “El Cana es de todos ?”
    nooo; es de los que hacen negocios y se enriquecen bajo la máscara de intelectuales, de los que cobran jugosos salarios etc. yo apoyé la lucha de recuperar nuestro Canal, pero los “intelectuales” solo miran sus probabilidaes de ser más ricos. En razón de negocio pienso: Si quieres alquilar una casa y tus muebles no caben en la mía, entonces busca otra casa, pero no voy a ampliar ni invertir “millones” para alquilártela. Esa era mi respuesta para los Post Panamá. Ya el daño está hecho. Después mcuando se seque, imagino harán una autopista o un ferrocarril o invertirán en uno a nivel. “El Canal es de todos”… que chiste.

  11. Bueno el artículo. Hay otras manera de de lograr resaltar este evento. Se me ocurre una biblioteca que lleve como nombre, Biblioteca torrijos Carter, que recoja todo lo actuado en el logro de los tratados, hechos colaterales, historia del canal, las luchas de los panameños por el canal y un gran etcétera. Ello servirá para las generaciones actuales y futuras conocer la historia y todos los eventos alrededor del tema de los tratados.

  12. Totalmente de acuerdo con el artículista. Los nombres seleccionados para las nuevas esclusas del Canal evocan recuerdos ancestrales que han de permanecer grabados en esos muros de basalto extraido de las entrañas de nuestro Panamá.

  13. Gracias por esa información histórica, excelente. Desde la ampliación , me encantaron los nombres de Aguas Claras y Cocolí para éstas exclusas . Considero que deben mantenerse.

#Recientes

Comunidad

Habilidades digitales, el primer paso hacia la fuerza laboral…

Redacción · 3 mins
Historia

El dilema de las negociaciones

Isaac Enrique Carranza · 7 mins
Cuenca

Picapica: de maleza fastidiosa a superfrijol

Victor Young · 3 mins
Orgullo

Canal de Panamá: economía, sostenibilidad y futuro

Redacción · 4 mins