Historia 8 minutos de lectura

Los bosquejos del Monumento a Goethals

En los años 30 del siglo XX se decidió que el ingeniero jefe de la construcción del Canal merecía un homenaje permanente. La pregunta entonces fue ¿qué? y ¿dónde?

El constantemente visitado y fotografiado monumento al coronel George Goethals, ingeniero en jefe de la construcción del Canal, cumple este mes 69 años. Es el eje central de uno de los puntos más vistosos de nuestra ciudad. Mirando hacia las escalinatas, por un lado, y el paseo del Prado por el otro, y construido en mármol, su imponente presencia está ligado al ideario de lo que simboliza el Canal. Es un monumento sobrio que, por lo general, hace resaltar dos cosas: el nombre del homenajeado y la presencia de agua cayendo
a sus costados y descansando en su base. Su pesada apariencia hace creer que fue erguido en los mismos inicios del Canal. Da la impresión de que siempre ha estado allí. Es por eso que llama la atención descubrir que, antes de escoger el diseño y el sitio actual, en los años 30, se barajearon otros 11 diseños en diversos lugares de la zona canalera. Estas ubicaciones no fueron escogidas de manera arbitraria, sino que fueron el producto de recomendaciones de canaleros que trabajaron y conocieron a Goethals y que interpretaban, a su manera, el valor del trabajo efectuado por su legendario jefe.

Todas estas ubicaciones tenían mérito propio, pero fueron obviadas por la ubicación que, al final, recibió el beneplácito oficial. Gratamente, algunos bosquejos de estos planes alternos han sobrevivido el paso del tiempo y, gracias a ellos, podemos analizar cómo pudo haber sido el monumento a Goethals.

El puerto de Cristóbal

Probablemente tomando como ejemplo la estatua de Ferdinand de Lesseps, padre del Canal de Suez, que existió en Port Said, Egipto hasta 1956 y que recibía a los barcos que entraban a ese canal desde el mediterráneo; se consideró construir el monumento en honor a Goethals en la punta de lo que es hoy el puerto de Panama Ports Company en Cristóbal.

El diseño del monumento mostraba una base de granito con una estructura parecida a un obelisco sobre ella. Debido a estar flanqueado por aguas del canal por tres lados y por su gran tamaño, se puede especular que, de haberse construido, pudo fungir como un área de esparcimiento parecido a la Calzada de Amador, pero en la costa atlántica. Esta fue la opción que estuvo mas cerca de ser tomada en cuenta, pero que finalmente, perdió ante la ubicación actual en Balboa.

El rompeolas de Colón

Esta idea contemplaba un monumento doble que hubiera sido colocado en las puntas de ambas alas del rompeolas. El espacio entre ellas es de unos 640 metros de ancho; por lo tanto, estarían a la vista desde aproximadamente 320 metros para todos los pasajeros de los barcos que ingresaran y salieran del Canal. Pero, serían inaccesibles para una vista con posibilidad de lectura de una placa descriptiva. Además, los monumentos no hubieran contado con acceso al público.

Las esclusas de Gatún

Los tres sitios escogidos en Gatún están cerca del más grande ejemplo de la ingeniería canalera. Esto parecería apuntar a Gatún como la ubicación más deseable del monumento, pero este mismo hecho, desde un punto de vista artístico, puede funcionar en su contra. Estando ubicado cerca de la caseta de control, las compuertas, los pasacables, y los barcos en las otras cámaras, el monumento difícilmente podría haber tenido una ambientación que le hiciera justicia como atractivo para la atención de turistas y pasajeros.

Las esclusas de Miraflores

Esta idea estipulaba que el monumento se construiría en la colina que se encuentra detrás de la planta potabilizadora de Miraflores,
muy cercana al ahora Centro de Visitantes. Se contempló como una estructura de dos pisos, de los cuales el primero sería un museo y el segundo un observatorio. El diseño escogido para esta ubicación guarda ciertos paralelismos con el monumento de Thomas Jefferson
en Washington D.C. y a primera vista, da la impresión de ser un impotente observatorio astronómico en el trópico con un portón de entrada de más de 6 metros de altura y con una vista privilegiada del paso de los barcos por el Canal. Esta opción fue una de las que más posibilidades tuvo en ser escogida ya bien por su belleza arquitectónica, así como por su favorable ubicación.

Dentro del edificio de la administración

Esta fue quizás la opción más sencilla de todas. Se proponía construir una sala con una estatua o busto de Goethals, y que a la vez, pudiera ser utilizada como museo dentro de las instalaciones de la biblioteca del Canal, que en ese entonces se encontraba dentro del Edificio de la Administración. El mayor impedimento en el desarrollo de esa idea era que tendría que competir en atención con los murales de W. B. Van Ingen en la rotonda central del edificio. Se consideró que turistas y visitantes tendrían dificultades en acceder a la sala debido a las medidas de seguridad del edificio.

Las cimas de los cerros Ancón, Sosa y Chorrillo

Una idea que se replica en la mayoría de los bosquejos era la intención de que el monumento a Goethals fuera admirado por el mayor público posible. Que fuera siempre visible y que se convirtiera en un símbolo de la hazaña canalera. Es debido a eso que las ideas de colocarlo a grandes alturas eran bastante recurrentes. En el pacífico, se tomaron en consideración el Cerro Ancón, que contaba con una vista espectacular tanto del área de Balboa como del mismo Canal de Panamá, pero que era en ese entonces una base militar con acceso restringido a particulares; el Cerro Sosa, que en ese momento no contaba con una vía de acceso a su cima; y de una colina justo en el límite entre la zona del Canal y el barrio del Chorrillo, que ofrecería una vista esplendida de la ciudad de Panamá, pero que se encontraba en un área, en ese entonces, relativamente inhóspita.

 

La entrada del Pacífico

Este sitio proponía desarrollar una refinería abandonada cercana al barrio de La Boca, justo frente al borde del Canal, aproximadamente donde hoy en día se encuentran las bases del puente de las Américas, y donde en ese entonces estaba la terminal del ferry. La forma
de monumento sugerida por el boceto es una estatua de bronce sobre una sólida base de granito. Sin embargo, se consideraba que un monumento en este sitio difícilmente sería visto por muchos, aparte de los pasajeros de los barcos.

El valor de la figura de Goethals

Muchos conocen la importancia de Goethals, el militar de carácter, el gran administrador al que le fue entregado la tarea de manejar los destinos de la empresa de infraestructura más importante jamás conducida hasta ese entonces por los Estados Unidos. Pero esa imagen marcial y diligente, de un hombre que trabajaba de 7AM a 11PM todos los días y que causaba el miedo en los trabajadores al verlo acercarse en su carro el “Yellow Peril” para ver de primera mano los avances de la construcción del Canal, no debe separarse de la cara humana de Goethals, la de un hombre que estuvo íntimamente ligado con el bienestar de los trabajadores del Canal y de los habitantes de la zona. Miles de personas lo conocieron en sus famosas cortes abiertas que ofrecía los domingos en su oficina.

Cualquier trabajador podía verlo personalmente ese día. Los ciudadanos venían a arreglar sus problemas y grupos de interés expresaban sus preocupaciones y anhelos. Hora tras hora, se sentaba allí fumando cigarrillos aconsejando, escuchando y compartiendo. Todas aquellas personas que lo conocieron en esos agitados años eran vislumbradas por el temple del líder; muchas de ellas formaron parte en las ideas aportadas en busca del diseño y lugar, y luego también de los preparativos y celebraciones, de la inauguración del icónico monumento que al final se construyó frente al paseo del Prado. En resumen, el monumento fue un regalo de un pueblo a la memoria de un viejo jefe. Tal como señala su placa: GOETHALS, INGENIERO EN JEFE DEL CANAL DE PANAMA, MAESTRO CONSTRUCTOR, INGENIERO GENIAL, HOMBRE DE VISIÓN. ESTE MONUMENTO SE LO DEDICA EL PUEBLO AMERICANO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Mil gracias por este artículo que amplia nuestro conocimiento y mantener la memoria viva de uno de los líderes que fueron cruciales en la construcción del canal.

#Recientes

Agua

De los llenados cruzados a las soluciones de largo…

Redacción · 8 mins
Comunidad

Aberardo González: un poeta comprometido con principios y valores

Redacción · 6 mins
Comunidad

Retrato artístico del Canal recibe premio nacional 

Redacción · 4 mins
Comunidad

Diviértete y aprende con “Desafío Canal de Panamá”

León Kadoch · 3 mins