Conectividad 9 minutos de lectura

Interrupciones en la cadena de suministro: una mirada desde la perspectiva y desempeño del Canal de Panamá durante el año fiscal 2021

La industria del transporte marítimo mundial siempre tiene un periodo de mucha actividad durante esta época del año, ya que […]

La industria del transporte marítimo mundial siempre tiene un periodo de mucha actividad durante esta época del año, ya que las empresas se esfuerzan por llenar sus inventarios a tiempo para la temporada alta de las fiestas de fin de año. El 80 % del comercio mundial viaja por mar, por lo que casi todas dependen del transporte marítimo, desde productos electrónicos hasta vehículos, ropa, juguetes y más. Sin embargo, este año será como ningún otro, debido a la crisis de la cadena de suministros global, cuyas interrupciones llevaron el mes pasado al Fondo Monetario Internacional a reducir su pronóstico de crecimiento mundial para 2021.

Esta situación presenta inmensos desafíos que no se resuelven rápidamente, y requieren de un análisis y planificación cuidadosos. Para comprender cómo llegamos aquí, cómo el Canal de Panamá enfrenta la situación y qué esperamos para el 2022, me gustaría compartir nuestra perspectiva y desempeño durante el último año.

De un pronóstico de reducción del 9 % a un aumento del 9 % en el tonelaje en el Canal de Panamá

En primer lugar, es fundamental comprender la rapidez con la que la economía mundial cambió de rumbo y se recuperó a un ritmo sin precedentes. En octubre pasado, esperábamos una reducción del 9 % en el tonelaje transportado a través del Canal de Panamá durante el año fiscal siguiente, en línea con la demanda de los consumidores y la tendencia hacia la baja en la actividad industrial.  Dados los impactos impredecibles de la pandemia en el tráfico hasta ese momento, nuestro equipo continuó monitoreando de cerca las tendencias del mercado para predecir y prepararse para las fluctuaciones, dentro de lo posible. También mantuvimos a nuestros equipos de operaciones lo más ágil posible, sabiendo que tendríamos que adaptarnos constantemente a las condiciones cambiantes del mercado para mantener tránsitos ininterrumpidos. No obstante, anticipábamos una disminución continua del tráfico en todas las rutas marítimas mundiales.

Sin embargo, en cuestión de meses, experimentamos lo contrario: un auge sin precedentes en la compra de bienes de consumo, impulsado en gran medida por las economías que se abrían nuevamente en todo el mundo. Se estimó que desde el comienzo de la pandemia, la población había acumulado un exceso de ahorro de 2.3 billones de dólares en los Estados Unidos; y casi 464 mil millones de dólares en la zona del Euro debido a los cierres económicos. Si bien los consumidores aún no han gastado una cantidad equivalente, estos ahorros, junto con la ayuda de los Gobiernos ofrecida directamente a los ciudadanos, permitieron un aumento rápido e inmediato del consumo cuando se levantaron los confinamientos.

Después de meses de operar a capacidad limitada, las cadenas de suministro se apresuraron a ponerse al día y ayudar a llenar los inventarios liquidados durante el auge de la pandemia. Pronto, el mundo comenzó a producir y comercializar más que nunca. En los 12 meses previos a septiembre del año en curso, la flota mundial de buques portacontenedores transportó 14 millones más de contenedores de 20 pies (TEU, por sus siglas en inglés) a nivel mundial que durante el mismo período del año anterior. Las importaciones totales de carga en contenedores con destino a los Estados Unidos también crecieron en un 19 %.

A fin de adaptarnos a este aumento en el tráfico, modificamos nuestras operaciones y sistema de reservaciones para ofrecer a los clientes opciones de reserva adicionales y flexibilidad. También acomodamos buques más grandes, aumentando la eslora máxima permitida para los buques de 367.28 metros (1,205 pies) a 370.33 metros (1,215 pies) que transitan por las esclusas neopanamax, propiciando que el 96.8 % de la flota mundial de portacontenedores emplazada pueda transitar por el Canal de Panamá. Igualmente, las medidas de conservación de agua nos permitieron ofrecer el calado máximo de 50 pies en las esclusas neopanamax, lo que posibilita a los clientes a transportar más carga a bordo de sus buques.

Como resultado de estas acciones, registramos nuestro tonelaje anual más alto en la historia en el año fiscal 2021. En lugar de una disminución del 9 %, registramos un 8.7 % más de tonelaje a través del Canal de Panamá en comparación con el año fiscal 2020, y un 10 % por encima del año fiscal 2019, el último año fiscal antes de la pandemia. La demanda de bienes de consumo resultó en tránsitos adicionales a través de nuestra vía interoceánica, impulsados ​​en gran medida por nuevos servicios de línea, tránsitos de buques con carga extra y el reposicionamiento de buques entre rutas.

 

Tensiones de la cadena de suministro en segmentos de tráfico específicos

Si bien el tráfico en el Canal de Panamá nunca se detuvo, monitoreamos las interrupciones que abarcan las cadenas de suministro globales y cómo afectaron segmentos específicos del tráfico de la vía interoceánica.

Por ejemplo, un resurgimiento de casos de la Covid-19 y el aumento de variantes causaron congestión en los puertos de China, donde una política de tolerancia cero hizo que las terminales de contenedores chinas en Yantian, Shenzhen y Ningbo cerraran temporalmente, lo que provocó una congestión en otros puertos a lo largo de las mismas rutas de portacontenedores. Luego vimos cadenas de suministro en todo el mundo restringidas por factores agravantes, incluyendo la capacidad limitada de buques adicionales para abastecer la demanda, un desequilibrio de contenedores para transportar carga, problemas de congestión en los puertos, el sistema intermodal y los centros de distribución, además de las altas tarifas de fletes.

Una tensión similar afectó al mercado del gas natural. La demanda mundial de energía se redujo un 4 % en 2020 debido a la pandemia de la Covid-19, que afectó los inventarios de gas natural. En la Unión Europea (UE), los inventarios alcanzaron el 74 % para junio de 2021, en comparación con el 94 % del mismo mes del año pasado. Sin embargo, la reducción en los niveles de inventario de la UE y la electricidad generada por energías renovables, junto con temperaturas de verano más altas de lo esperado y un nuevo impulso hacia una economía verde, ayudaron a estimular una demanda europea renovada de gas natural. Este auge de la demanda europea compitió de forma directa con la demanda asiática de gas natural, lo que provocó un incremento de los precios del gas natural licuado (GNL) durante el verano y el invierno en el hemisferio norte, lo que ejerció una mayor presión sobre el suministro energético mundial. La crisis energética también afectó los planes de China para descarbonizar, ya que los flujos de carbón desde la costa este de EE. UU. con destino a China emplazados a través del Canal aumentaron de 48,810 a 2.2 millones de toneladas métricas, en comparación con el año fiscal 2020.

Para los buques portavehículos, el resurgimiento de los casos de la Covid-19 en países productores de semiconductores, como Malasia y Tailandia, continuó causando una grave escasez, lo que presionó a los fabricantes de vehículos, quienes subestimaron la demanda y cancelaron pedidos de semiconductores, que requieren un tiempo de entrega prolongado. Empresas como Hyundai y Toyota suspendieron las operaciones en varias de sus plantas en el sudeste asiático. Mientras tanto, las fábricas estadounidenses comenzaron a operar entre el 70 y el 90 % de su capacidad, ya que las ventas de automóviles alcanzaron su nivel más alto en 15 años.

Aun así, no todas las cadenas continúan empeorando. A pesar de los daños causados ​​por el huracán Ida, los puertos de Luisiana y Nueva Orleans realizaron reparaciones rápidas de sus infraestructuras. Esta respuesta permitió que los barcos que transportan mercancía seca a granel desde el Golfo de México con destino a Asia se recuperaran a tasas estables, una señal positiva dado el inicio de la temporada de exportación de granos desde los Estados Unidos.

El panorama a futuro

Como han comentado líderes en el mundo, creemos que estos problemas son transitorios, y es probable que las interrupciones se alivien a finales de 2022. Mientras tanto, los propietarios de la carga han adoptado soluciones alternativas para prepararse para la temporada festiva. Por ejemplo, los minoristas, como Home Depot, Target, Costco y Walmart, alquilaron sus propios buques y comenzaron a diseñar sus propias cadenas de suministro, utilizando puertos y rutas alternas. Otros, como la multinacional sueca IKEA, trasladaron su producción de Asia más cerca de Europa para reducir las distancias entre el centro de producción y el mercado. Aún no hemos visto cambios en los patrones comerciales que indiquen una tendencia a largo plazo de acercar las fuentes a los mercados, pero continuaremos monitoreando las condiciones del mercado y adaptando nuestro servicio de manera continua.

También esperamos que los portacontenedores transiten por el Canal de Panamá al mismo ritmo alto durante el próximo año, consistente con la persistente demanda de importaciones de carga en contenedores en los EE. UU. Hay más incertidumbre con respecto a los precios del gas natural licuado (GNL) y el destino de las exportaciones de los Estados Unidos; sin embargo, esperamos que el GNL también se desplace a través de la vía acuática panameña a un ritmo creciente durante los próximos tres años.

Mientras tanto, nuestro equipo de clase mundial en el Canal de Panamá continuará sirviendo al comercio global de la manera más fluida y eficiente posible. Estoy inmensamente agradecido con los integrantes de nuestro equipo, que lo han hecho posible, tomando las medidas para proteger la salud y seguridad de nuestra fuerza laboral y la de nuestros clientes y sus equipos durante este período desafiante. Juntos, continuaremos superando los retos, mientras encontramos formas de crear, capturar y brindar más valor de manera sostenible para nuestros clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Recientes

Historia

Una tragedia sublimada: Aristides Ureña Ramos y la invasión…

Orlando Acosta Patiño · 6 mins
Comunidad

De basureros a jardines

Juan B. Madrid · 5 mins
Historia

Día de la medicina en Las Américas

Isaac Enrique Carranza · 3 mins
Comunidad

Infografía: El Canal en tu comunidad

Redacción · 1 min