Comunidad 3 minutos de lectura

Una hora dedicada a nuestro planeta

Cada año son destruidas 4.7 millones de hectáreas de bosques (proporcional al tamaño de Dinamarca); 2,300 millones de personas viven […]

Cada año son destruidas 4.7 millones de hectáreas de bosques (proporcional al tamaño de Dinamarca); 2,300 millones de personas viven en áreas que experimentan estrés hídrico (escasez de agua); y los últimos seis años han sido los más cálidos registrados desde 1880, producto de las variaciones climáticas. Estas son algunas cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ponen de manifiesto la fragilidad de nuestro planeta y las limitaciones que experimentan nuestros recursos naturales.

La hora del planeta - Canal de Panamá
Edificio de la Administración del Canal de Panamá

A la par de estas desavenencias, existen iniciativas de toda índole para contrarrestar los efectos del deterioro y destrucción de la Tierra. Una de esas es la Hora del Planeta, movimiento iniciado en el 2007 por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés), y que consiste en apagar las luces de edificios
y monumentos de 8:30 p.m. a 9:30 p.m., para concienciar a la población sobre la protección de nuestros recursos naturales.

Las medidas producto de la pandemia, no restaron fuerza a la iniciativa de este año, ya que miles de infraestructuras estuvieron a oscuras durante una hora el pasado sábado 27 de marzo; entre esas, la Torre Eiffel (Francia), el Coliseo de Roma (Italia), la Ciudad del Vaticano, el Palacio de Buckingham (Inglaterra), y el Edificio de la Administración del Canal (Panamá).

Coliseo de Roma
Coliseo de Roma

Afortunadamente, la Hora del Planeta es una de varias iniciativas para sensibilizarnos y actuar de forma sabia. Por ejemplo, cifras de la ONU, muestran que globalmente 32 % de personas trabaja profesionalmente en programas de reforestación, 30 % se ha unido a programas de reforestación de forma voluntaria, y 25 % ha cambiado sus patrones de consumo hacia otros más sostenibles. Las cifras, aunque loables, muestran que todavía falta una transición hacia políticas ambientales más agresivas que incluyan inversión financiera así como programas de concienciación. Lo importante es que sigamos avanzando. Mientras haya conciencia por la protección de nuestro planeta, habrá esperanza.

Palacio de Buckingham
Palacio de Buckingham

Ojalá que la próxima edición de La Hora del Planeta, el sábado 26 de marzo de 2022, podamos reunirnos a las faldas del Edificio de la Administración, como es tradición, para renovar nuestras energías en pro de nuestra Tierra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Recientes

Comunidad

Bruce Quinn, hijo del Canal

Miroslava Herrera · 3 mins
Comunidad

El Centro de Visitantes de Agua Clara reabre sus…

Octavio Colindres · 5 mins
Comunidad

La paja canalera, una invasora silenciosa

Victor Young · 3 mins
Agua

¿Qué es la descarbonización?

Vicente Barletta · 4 mins