Orgullo

Año nuevo, hábitos saludables

En este nuevo año en el que todavía está presente la Covid-19, es más necesaria que nunca una alimentación saludable. […]

En este nuevo año en el que todavía está presente la Covid-19, es más necesaria que nunca una alimentación saludable. Lo que comemos y bebemos puede afectar la capacidad de nuestro organismo para prevenir y combatir enfermedades, al igual que recuperarnos de las mismas.

Una nutrición balanceada y saludable sostiene el sistema inmunológico y puede reducir la probabilidad de tener problemas crónicos de salud tales como la obesidad, la diabetes e hipertensión y algunos tipos de cáncer.

Con los largos periodos de cuarentena muchos hemos observado un aumento de peso como resultado de la inactividad física, la tendencia a comer con más frecuencia, el estrés y la tentación de elegir meriendas poco saludables.

A continuación algunas opciones que podemos considerar:

  1. Consumir variedad de alimentos, aumentando la ingesta de frutas y vegetales. Prefiera los carbohidratos integrales, pero limitando el tamaño de las porciones y el número de carbohidratos en un mismo plato . No debe comer todos los carbohidratos a la vez, escoja uno o dos. Al tomar su refrigerio seleccione fruta, vegetales crudos o frutos secos sin sal.
  2. Reducir la ingesta de sal. Reduzca las salsas y condimentos salados en la preparación de las comidas. Retire el salero de la mesa. Prefiera comidas frescas en lugar de alimentos enlatados.
  3. Reducir la ingesta de grasas saturadas y aceites. Consuma alimentos con grasa insaturada de origen vegetal: aceite de oliva, frutos secos, pescado y con moderación los alimentos que llevan grasas saturadas como embutidos, quesos grasos, mantequilla. Prefiera los productos lácteos descremados o semidescremados. Evite los alimentos procesados y fritos que contengan grasas trans de producción industrial.
  4. Limitar la ingesta de azúcar. Coma fruta fresca en lugar de postre como galletas, dulces y chocolates. Si elige postre, sírvase porciones pequeñas, ocasionalmente. Seleccione chocolate oscuro con alto contenido de cacao.
  5. Evite tomar jugos o bebidas azucaradas. Evite añadir azúcar a las bebidas frías o calientes.
  6. Tomar, al menos, ocho vasos de agua al día.
  7. Evitar la ingesta descontrolada de alcohol.
  8. Incorporar la actividad física a su diario vivir.

El sedentarismo es un factor de riesgo para desarrollar diabetes e hipertensión. Camine en vez de manejar, o suba las escaleras en vez de tomar el elevador.

Si no puede salir salte soga o camine en el patio. Muévase más.

Se recomienda hacer algún tipo de actividad física 4 a 5 veces por semana.

Comer alimentos variados y mantenerse activo físicamente son elementos claves para el bienestar general. Le ayuda a mantener un peso saludable, a sentirse bien y a tener energía para las actividades diarias. Tome la decisión de mejorar la alimentación por su salud y la de su familia.

La autora es enfermera del Canal de Panamá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Recientes

Orgullo

El Canal protege a su gente

Octavio Colindres Octavio Colindres
Orgullo

Año nuevo, hábitos saludables

Avatar Tessie Melara
Orgullo

Actuando en género,una ruta hacia la igualdad

Emilio Messina Emilio Messina
Historia

Mariano Arosemena y los apuntamientos históricos

Orlando Acosta Patiño Orlando Acosta Patiño